jueves, 19 de mayo de 2016

¿TENEMOS EL CURRÍCULO DESFASADO?

J.Antonio Marina dice que el gran problema de España es que las autoridades piensan que, por publicar algo en el BOE, automáticamente cambia el modelo de enseñanza, y que esto no es así. Hace unos años participé en la comisión que elaboró el currículo de Enseñanzas Elementales en Andalucía; independientemente de si el sistema de seleccionar los ponentes y desarrollar el currículo es el más adecuado, lo cierto es que su resultado está publicado en el BOJA y que, nos guste o no, es de obligado cumplimiento. Cuando existen tales cambios, no es válido hacer pequeñas modificaciones en el papel y seguir enseñando con los recursos de siempre y la metodología de toda la vida; ya que muchos de los aspectos suponen cambios muy importantes respecto al sistema en el que gran parte del profesorado nos hemos formado como alumnado. Si quiere saber si usted es uno de los profesores que se supo adaptarse a la LEA o es de los que aún mantiene el currículo de leyes anteriores con pequeños cambios cosméticos, estás preguntas y respuestas pueden ayudar:
  1. ¿DE QUIÉN ES LA COMPETENCIA DE ESTABLECER EL CURRÍCULO?
    La Orden del 24 de junio de 2009 establece el currículo de EE.EE.: Sus objetivos de las enseñanzas, de cada asignatura, contenidos, criterios de evaluación y principios metodológicos. Dejando que los departamentos desarrollen las programaciones didácticas de los cursos concretando objetivos, organizando contenidos y estableciendo metodología. A su vez, serán los equipos docentes y los departamentos quienes acordarán las medidas de atención a la diversidad de acuerdo con las necesidades del alumnado de su grupo.
  2. ¿ EN QUÉ ESTILOS DEBE BASARSE EL REPERTORIO QUÉ SE TRABAJE?
    - El único momento en el que habla de un determinado repertorio es cuando se menciona a la música Andaluza, que lo establece en una doble vertiente: Popular y culta. Del resto del repertorio sólo establece “conocer la literatura del instrumento” e “interpretación correcta de estilos (crit.eval.5)” sin establecer a qué estilos se refiere. Es obvio que no deben abandonarse el repertorio culto de la música clásica, pero es más irregular no incorporar el de tradición andaluza que el obviar el clásico. A su vez, en los principios metodológicos establece que “Es necesario favorecer en el alumnado aspectos como la motivación y la autoestima. Para ello, se emplearán todos los mecanismos y recursos necesarios”. De aquí se desprende que uno de los recursos para la motivación puede ser el repertorio.
    En concreto en el piano, sólo se refiere al Renacimiento y al Barroco para la distinción de los instrumentos más representativos de cuerda pulsada de dichas épocas.
  3. ¿LA PROGRAMACIÓN DEBE INCLUIR CUÁNTAS OBRAS Y QUÉ OBRAS INTERPRETAR?
    No es obligatorio. El profesorado debe dotar al alumnado de una “técnica básica que permita interpretar correctamente en público un repertorio integrado pro obras de diferentes estilos”. Se sobreentiende que hay que trabajar obras porque uno de los contenidos es “Realización de audiciones públicas periódicas de las obras trabajadas”; aunque no establece si son obras a solo o en un conjunto (otro contenido es práctica de conjunto y/o con medios audiovisuales; sin establecer si son obras de repertorio, improvisación o composiciones propias). Entre los criterios de evaluación está el de “interpretar obras musicales de acuerdo con los criterios básicos de estilo”
  4. ¿DEBE LA CLASE BASARSE EN EL REPERTORIO DE LOS PLANES ANTERIORES?
    El preámbulo sobre la asignatura de instrumento establece que “Actualmente se plantean nuevos retos motivacionales:(...) una tradición de repertorio, nuevas tecnologías que facilitan el trabajo, etc. Esto hace que nos encontremos en un momento muy importante e ilusionante para el cambio hacia planteamientos pedagógicos innovadores.” Parece que con ello nos invita a no basarnos únicamente en el repertorio tradicional, a aprovecharnos de la disponibilidad de las nuevas tecnologías y acercarnos también en el repertorio a planteamiento pedagógicos innovadores.
  5. ¿ES IMPORTANTE LA PRIMERA VISTA?
    Sí, está establecida tanto en el lenguaje musical (Contenido: práctica de la lectura a vista de obras y fragmentos sencillos; criterio de evaluación: leer obras o fragmentos sencillos a primera vista con fluidez y comprensión) como en instrumento (Contenido: lectura a vista de obras y fragmentos sencillos) y en coro.
  6. ¿DEBE INCLUIRSE TOCAR DE OÍDO?
    Sí, en el criterio de evaluación 7 de instrumento establece “Comprender y recrear con posterioridad a una audición, los rasgos característicos sonoros y básicos de las obras escuchadas.(..) este criterio es fundamental para realizar el proceso de aprendizaje, especialmente a edades tempranas, cuando el alumnado aprende por imitación”. El lenguaje musical también nos prepara para ello (Crit.Eval.1; imitar estructuras melódicas y rítmicas breves con la voz y/o con percusiones. Y el 14. reproducir por escrito fragmentos musicales escuchados).
  7. ¿ES IMPORTANTE LA IMPROVISACIÓN?
    LM, Crit.Eval.12 “Improvisar estructuras rítmicas sobre un fragmento escuchado. Con este criterio se pretende estimular la capacidad creativa del alumnado. 13 Improvisar melodías tonales breves”. Instrumento- contenidos: Práctica de la improvisación libre y/o dirigida, sobre esquemas armónicos sencillos, motivos melódicos y rítmicos básicos.
  8. ¿HAY QUE SABER CANTAR Y/O TOCAR DE MEMORIA?
    Instrumento, Crit.Eval.5: Memorizar correctamente piezas apropiadas a su nivel.
    LM Contenidos: Reproducción memorizada de forma vocal o percutida de secuencias rítmicas- y Crit.Eval.8 Leer internamente, en un tiempo dado y sin verificar la entonación, un fragmento musical y reproducirlo de memoria.
    Coro: Obj.10 iniciar la práctica de la memoria en la interpretación de las obras del repertorio coral (...)
  9. ¿ES OBLIGATORIO ACTUAR EN PÚBLICO?
    Sí, es una parte de los contenidos (Interpretación en público de las diferentes obras trabajadas en el aula) y de los criterios de evaluación. Tanto en coro y agrupaciones como en Instrumento. Sin embargo, Hay que tener en cuenta los peligros del miedo escénico: en los objetivos generales del instrumento número 7 establece “Concebir la práctica instrumental como un medio para formar personas íntegras que aprecien y disfruten de la experiencia musical, incorporando estas vivencias a su propia cultura”. Poniendo así énfasis en la experiencia musical como una fuente de disfrute.
    En Agrupaciones Musicales incluye en los criterios de evaluación la “asistencia con regularidad a los ensayos y conciertos”.
  10. ¿HAY QUE HACERLO SÓLO?
    Coro y Agrupaciones no, por razones obvias. Pero incluso en instrumento establece en su preámbulo “se considera adecuado en los primeros años, aplicar una enseñanza instrumental basada en la práctica grupal” (esto deja fuera de duda respecto a la posibilidad de subdividir las clases colectivas en individuales de manera sistemática); y el objetivo número 3, que es el que establece la necesidad de interpretar correctamente en público establece que ha de hacerlo “como solista y como miembro de un grupo”.
  11. ¿SE DEBE MEDIR CON LA MANO Y NO SE PUEDE MEDIR CON EL PIE?
    Entre los objetivos de LM está el 4 “Desarrollar la coordinación motriz necesaria que permita la interiorización del pulso y la sistematización e interpretación de los elementos rítmicos”, es decir, algún elemento motriz que se coordine con la interiorización del pulso, no estableciendo cuál debe ser. En coro y en agrupaciones se establece como objetivo “conocer los gestos básicos de la dirección y adquirir la capacidad de interpretar música de acuerdo con ellos”
  12. ¿ES IMPORTANTE LA TEORÍA EN EL LENGUAJE MUSICAL?
    La normativa sólo corrige las prácticas habituales en un momento, y es cuando establece la importancia que se da a la teoría y al ritmo en la asignatura de lenguaje cuando lo que hay que fortalecer es la entonación y la audición."A menudo prevalece la enseñanza del ritmo y la teoría musical frente a la de la melodía; sin embargo, y pese a ser pilares básicos, se pretende priorizar en todos los aspectos el desarrollo de la entonación y de la audición.”). Así, le da validez al aprendizaje de la teoría siempre y cuando sea algo necesario para comprender otros conceptos prácticos: “Es muy importante cultivar en clase los aprendizajes significativos para asegurarse de que los contenidos serán recibidos, integrados e interiorizados por los alumnos y alumnas.”
  13. ¿DEBO APRENDERME DE MEMORIA LOS TONOS Y SEMITONOS DE CADA INTERVALO?
No, respecto a los intervalos lo importante es que el alumnado pueda:
- Entonarlos: dentro de un acorde o de una melodía. En enseñanzas elementales siempre y cuando sean tonales y excluyendo los aumentados y disminuidos. Para ello no es necesario que se le pida que entone una cuarta justa ascendente, sino que se le puede pedir que cante el intervalo ascendente LA-RE. (Coro: Entonar intervalos y acordes a partir de «La»)
- Reconocerlos o identificarlos: por ejemplo, al realizar un dictado musical está reflejando correctamente la distancia entre cada nota, y por tanto cumpliendo con dicho contenido. Por analogía, cuando se le pide Reconocer auditivamente el pulso de una obra o fragmento, no se le pide que adivine a cuánto va la negra, sino que pueda reproducir el pulso.
(LM Contenido: Reconocimiento auditivo de intervalos armónicos simples mayores, menores y justos. Criterio Evaluación 9: Identificar y entonar intervalos armónicos y melódicos mayores, menores o justos en un registro medio. Este criterio permite detectar el dominio del intervalo por parte del alumno o alumna, bien identificando el intervalo armónico o melódico, bien entonando este último.)
    14. ¿DEBO APRENDERME DE MEMORIA LAS ALTERACIONES DE LAS TONALIDADES?
No tiene por qué, el alumnado de enseñanzas elementales tiene que ser capaz de entonar y trabajar “melodías tonales de hasta cuatro alteraciones, pudiendo contener cambios de modo y modulaciones a tonos vecinos”, otro contenido es la “ Sensibilización y conocimiento de grados y funciones tonales de la escala diatónica”. Es decir, lo importante es la sensibilización, gracias a la cual, puede evitar interpretar obras tonales con las alteraciones incorrectas. Se vuelve así al principio del aprendizaje significativo y a la entonación y la audición por encima de la teoría.
  1. ¿LA CLASE DE LENGUAJE ES SIEMPRE SIN INSTRUMENTO?
    No tiene por qué, el objetivo número 1 es “compartir vivencias musicales con los compañeros y compañeras del grupo, que les permitan enriquecer su relación afectiva con la música a través del canto, del movimiento, de la audición y de los instrumentos.” como vemos, el canto es uno más, pero también está el instrumento (y el movimiento).
16. ¿EL SOLFEO ES UN CONTENIDO DEL LENGUAJE MUSICAL?
El alumnado debe ser capaz de entonar y de identificar las diferentes notas; para ello se parte que cantar con las notas es un medio para facilitar la labor de entonación; un contenido es “la práctica de lectura de notas escritas horizontal o verticalmente en claves de sol..” sin embargo, en el énfasis lo pone en la entonación y en la capacidad de identificar. El solfeo es un medio y no un fin. El solfeo rítmico no está entre los contenidos, ya que únicamente habla de la reproducción rítmica en un contenido “reproducción memorizada de forma vocal o percutida de secuencias rítmicas” y como criterio de evaluación 5 “ aplicar un texto a un ritmo sencillo o viceversa”.
    17. ¿QUÉ SUCEDE CUANDO EL NIVEL DE MADUREZ DEL ALUMNO/A NO LE PERMITE ASIMILAR CONTENIDOS ESTABLECIDOS PARA EL CURSO?¿SUSPENDE?
La Orden reconoce que “el alumnado es heterogéneo, tanto en sus aptitudes musicales, como en las motivaciones que le llevan a realizar estas enseñanzas. Por lo tanto, deberán ser respetados los principios del desarrollo cognitivo y socio-afectivo individual. Este hecho requerirá una adecuación de los contenidos a sus necesidades".
    18. ¿SE PUEDE CLASIFICAR A LOS ALUMNOS POR SUS EXPECTATIVAS Y MOTIVACIONES?
No sólo se puede, sino que se debe: la adecuación de los contenidos a las necesidades de repetar el desarrollo cognitivo de cada alumno se alcanzan según la orden “ Tras un estudio previo individualizado sobre sus realidades personales y musicales.” Así, la Orden reconoce que no todo el alumnado querrá o podrá realizar estudios profesionales y por tanto establece que ““el enfoque metodológico en las enseñanzas elementales de música ha de variar sustancialmente para que, además de establecer un nivel propio de aquellos alumnos y alumnas que quieran continuar sus estudios musicales en las enseñanzas profesionales, se adapten a las necesidades formativas de un alumnado heterogéneo.”

RESUMEN:
La Orden se hace eco de la realidad de los Conservatorios y a la vez de las innovaciones pedagógicas; estableciendo la necesidad de formar a un alumnado heterogéneo en cuanto a aptitudes (en parte porque, a pesar de tener la misma edad, el grado de madurez y desarrollo de cada alumno/a es diferente) y a actitud frente a los estudios (con alumnado que continuará en enseñanzas profesionales y otros que no). Debe pues “activar la motivación del alumnado” y “la autoestima” con una “metodología de carácter lúdico que en modo alguno implicará la disminución del nivel técnico de la enseñanza”; pero sí que permita atender a la diversidad aludida.
Para ello se cuenta con las nuevas tecnologías, que están dentro de todas las asignaturas y que se perciben como un medio para “una mejor comprensión de los elementos que afectan al lenguaje musical y para conseguir un mejor desarrollo de las capacidades musicales”.
También se cuenta con la libertad para escoger recursos que permitan dicha motivación y que busquen más “experiencias vivenciales” que acumulación de conocimientos. Una de ellas es la actuación en público, preferiblemente en grupo; y otra es la elección del material de trabajo, estableciendo la importancia de la variedad de estilos y de la incorporación del repertorio andaluz o de inspiración andaluza, tanto de raíz culta como popular. La idea es partir de lo próximo para que el repertorio no sea un obstáculo sino un aliado hacia la inclusión del alumnado en una visión lo más amplia posible de la música.
Por último, consciente de que no todo el alumnado quiere o puede acceder a estudios profesionales, pone énfasis en la audición, no bajo el concepto del análisis musical (Que es una asignatura de las EEPP) sino como medio para despertar la curiosidad por la audición activa, dejando así una semilla que germinará en su momento para convertirse en persona culturalmente activa a través de asistencia a conciertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada