miércoles, 25 de mayo de 2016

Música y danza en el conservatorio

Resumen

En el presente trabajo estudiaremos los recursos pedagógicos necesarios para seguir fomentando la creatividad en los alumnos, esta vez a través de la música y la danza. Utilizaremos los medios y recursos planteados en las dos anteriores exposiciones , la improvisación , los conocimientos básicos musicales tales como; los conceptos elementales armónicos , las células rítmicas básicas, patrones rítmicos propios de nuestra cultura musical andaluza ( palos flamencos por ejemplo ) así como el prolijo patrimonio musical de otros países. La variedad musical que estas culturas nos proporcionan es vastísima, exquisitamente rica y digna de estudio; aunque debido a las proporciones que tiene la literatura musical que nos ocupa es imposible abarcar todo el espectro musical propuesto. Debemos sintetizar los elementos básicos musicales que podamos extraer de la música de estos países ,para proporcionar al alumno la cantidad de conocimientos y recursos musicales básicos para afrontar la composición musical del presente trabajo.

Objetivos
  • Desarrollar la creatividad en el alumno.
  • Adquisición de conceptos básicos musicales.
    • Ritmos binario y ternario
    • Legato y stacccato
    • Forte y piano
    • Escalas y arpegios
    • Intervalos de 3ª, 5ª, 8ª, etc…
    • Desarrollo de la expresividad de las emociones a través de la música y de la danza.
    • Reconocimiento de las tres funciones básicas armónicas: tónica, dominante y subdominante.
  • La utilización de los conceptos anteriormente citados serán aplicados junto con la improvisación a la composición musical que hemos hecho para el baile.
Investigación

Mientras en las anteriores exposiciones, “Música y literatura” y “Música y pintura”, las artes con las que relacionábamos a la música eran estáticas; en este caso , la danza es un arte que se manifiesta a través del movimiento en el tiempo y así tenemos el mejor aliado musical para caminar en esta dimensión. Sería imposible pensar una danza sin música, así como la cultura de un país sin bailes populares. Los pasos y movimientos de los bailarines ya crean un ritmo y por lo tanto también música. En la vida cotidiana de Grecia la danza era una actividad íntimamente relacionada con los ritos dionisíacos que a su vez estaban llenos de teatro con música. Sócrates concebía al cuerpo como el carácter del alma, el elemento visible de la esencia que no posee color ni forma. Mientras los filósofos atenienses definían lo bello como un cálculo de simetría y proporción numérica, él halló la belleza espiritual en los movimientos del baile que solamente son simétricos con la energía infinita del cosmos.

Según Sócrates, "la música y el baile son dos artes que 
se complementan y forman la belleza y 
la fuerza que son la base de la felicidad humana".

También Sócrates estaba convencido de que el arte era sinónimo de mimesis, es decir que la única función del artista era imitar la perfección de la naturaleza. La cultura griega se refería a la “poiesis” o la creación artística como una manifestación abierta de sentimientos y experiencias mediante sonidos, gestos y palabras. siglos después, el alemán Friedrich Nietzsche revolucionó el pensamiento filosófico concibiendo el libre albedrío como el fin fundamental de todo ser humano. El nihilismo, reconoció la danza como el movimiento del cuerpo en unión con el espíritu, el hombre que baila ejerce la auténtica voluntad de poder desafiando en cada paso las leyes de la gravedad. Bailar requiere una consciencia del ego al permitir que nuestras extremidades respondan a los impulsos dionisíacos de la vida. Bailar relaciona la mente y las pasiones, la danza es por lo tanto el arte que conduce al “superhombre” Los conceptos filosóficos de Nietzsche se inspiran en la cultura griega, que exploró la danza en comunión con lo sobrenatural y lo mítico, porque cuando el bailarín está en sincronía con su cuerpo todos sus movimientos y giros son la expresión misma de la libertad, uniendo la presencia del cuerpo con el tiempo y el espacio. En el pensamiento griego, la danza, junto con la música y la poesía, conforman la triada fundamental de expresión de la estética dionisíaca que retoma Nietzsche y se ejemplifica en el espíritu libre de Zaratustra.

Conclusiones

El juego es la principal arma de enseñanza que tiene el profesor en estos niveles y a través de él , y en este caso ayudados por la danza podremos enseñar conceptos básicos musicales al alumno , y lo más importante es que está divirtiéndose mientras aprende. Amén de adquirir una conciencia solidaria de cooperación , favoreciendo la sociabilidad y los conocimientos adquiridos con los compañeros. Envío videos de tales ejercicios realizados en clase. Al bailar con la música ,el ser humano transgrede sus límites y se transforma, deja de ser él mismo para convertirse en una obra de arte, y así consigue superarse. En la danza el cuerpo habla, se fusiona con el pensamiento en un nuevo lenguaje imposible de encasillar dentro de una corriente filosófica específica porque rebasa las palabras y es la propia esencia humana, la que se mueve gracias al poder que tiene la música de emocionar y reflejar los sentimientos humanos. Nada mas apropiado para la formación musical de un ser humano que está en pieno desarrollo físico y mental como es el alumno de 8 años que nos ocupa. En la mayoría de los casos el alumno al escuchar la música se manifiesta con movimientos acordes al ritmo que emana de ella. La Danza se puede presentar como un elemento que dinamíza la vida del hombre y la mujer de múltiples formas; entre ellas:

  • Validar y reflejar la organización social.
  • Sirve como vehículo para la expresión secular o religiosa.
  • Como diversión social o actividad de Recreación.
  • Como declaración de valores estéticos y éticos.
  • Para lograr propósitos educacionales.
  • Para poder conocer una cultura en particular.

José Luis Tarín Alcalá

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada