lunes, 6 de febrero de 2017

Algunas ideas para aplicar el aprendizaje basado en proyectos

El aprendizaje basado en proyectos (ABP) es una metodología que involucra al alumnado en torno a un tema para formular una propuesta pedagógica creativa, activa, crítica y cooperativa. Algunos elementos del ABP son:

  • Selección de un tema para la realización del proyecto. Puede concretarse a partir de un acontecimiento, una situación, un vídeo impactante, etc.
  • Formulación de una pregunta-guía como interrogante realizada por el docente a partir de la situación inicial. Esta pregunta debe servir para motivar a los discentes y es imprescindible que esté en consonancia con su ámbito de intereses.
  • El ABP se organiza en torno a las competencias del alumnado, focalizando el aprender a aprender y el saber hacer antes que los propios contenidos. Los contenidos son un vehículo de mediación para alcanzar las competencias necesarias. Las competencias que se pretenden trabajar generarán un marco para la definición del proyecto a realizar. Sobre las competencias y para analizar lo que en ocasiones hacemos (en Enseñanzas Básicas de Música) es interesantísimo recurrir al magnífico artículo ¿Tenemos el currículo desfasado de Albert Sunyer.
  • Planificación del proyecto y de su futura evaluación mediante rúbricas, de forma que tengamos en cuenta las distintas fases del proyecto, las tareas a realizar, el calendario, etc.
  • Investigación en torno a la pregunta-guía, momento en el que el docente irá coordinando y guiando al alumnado, aunque dejando siempre autonomía para que en dicho margen pueda mostrar su creatividad. Esta investigación irá generando nuevos apartados sobre los que se podrá investigar.
  • Elaboración del proyecto, que requerirá un trabajo práctico en el que se pueda ensayar las propuestas y los contenidos aportados en función de las competencias. Esta elaboración es paulatina y en realidad comienza desde la situación inicial. El resultado elaborado para presentarse públicamente es fruto de un proceso prolongado en el que se asimilan las diferentes cuestiones planteadas.
  • Exposición / presentación del proyecto elaborado ante la comunidad educativa. Las actividades escénicas, vídeos demostrativos, etc. son formatos adecuados para realizar una difusión de las prácticas realizadas y de la profundización competencial adquirida.
  • Evaluación permanente y evaluación final del proyecto, valorándose el proceso, los resultados obtenidos, los niveles de aprendizaje, la calidad del proyecto, la asimilación competencial. La evaluación del proyecto debe ser continuada en una tarea de investigación-acción que propicie el análisis y redireccionamiento de las posibles fallas del proyecto.
Algunas ventajas de la metodología ABP
  • Focaliza el trabajo por competencias sin circunscribirse a contenidos.
  • Genera un trabajo colaborativo entre discentes.
  • Potencia capacidades relacionadas con procesos de rango superior: pensamiento crítico, aprender a aprender (autonomía del discente), etc. Esta metodología prioriza la creatividad y la autonomía y evita la repetición mecánica.
  • Es una metodología idónea para aplicar una permanente investigación-acción en el aula.
  • Propicia un entorno educativo adecuado para promover el aprendizaje por competencias integradas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada