lunes, 10 de octubre de 2016

Cómo mejorar el rendimiento del alumnado TDAH en los conservatorios

Antes de profundizar en los diferentes apartados, estimamos oportuno formular algunas recomendaciones preliminares:

  • Nunca etiquetes: un alumno con TDAH puede aprender acompañado de herramientas educativas adecuadas.
  • Genera normas, límites y rutinas.
  • Premia el esfuerzo antes que el resultado.
  • Planifica claramente la temporalización de las tareas y actividades.
  • Formula objetivos precisos.
  • Informa y anota en agenda (o métodos similares) el procedimiento a seguir (instrucciones) para alcanzar los objetivos.
  • Propicia planteamientos pedagógicos creativos.

Podéis comprobar que estas directrices resultan también beneficiosas para todo el alumnado. Si estás interesado, a continuación desarrollamos los aspectos más relevantes.

Introducción

El TDAH (Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad) es un síndrome muy diverso que presenta gran variedad de rasgos en el alumnado diagnosticado. Cada alumno/a con TDAH posee unas características individualizadas y la planificación que se realice debe tener en cuenta dichas particularidades al detectar las posibles dificultades de aprendizaje y la intervención educativa propuesta.

Las medidas de coordinación que se formulen deben en todo caso perseguir el desarrollo de las máximas potencialidades del alumnado TDAH. Con una intervención adecuada podremos valorar los aspectos positivos para la creatividad y minimizar los negativos. De cualquier forma, la adopción de medidas educativas por los docentes evitará acciones que etiqueten al alumnado TDAH y que pueda suponer una reducción de sus posibilidades de aprendizaje. Hay que rehuir de la ecuación: alumnado TDAH = incapacidad para el aprendizaje musical.

Reunión con la familia

La coordinación del equipo docente y la comunicación con la familia es un aspecto fundamental para mejorar el rendimiento académico del alumnado TDAH. La reunión del equipo docente con la familia puede servir para establecer el punto de partida para el diseño de las medidas educativas idóneas.

  • La familia podrá aportar aspectos relevantes en la trayectoria educativa del discente. El compromiso familiar para apoyar los diferentes momentos del proceso educativo será de particular importancia para mejorar el rendimiento académico del alumnado TDAH.
  • La valoración de las necesidades específicas de apoyo educativo formuladas en el diagnóstico psicopedagógico podrá ser de gran utilidad para establecer las primeras medidas educativas.
  • La reunión inicial puede servir para fijar igualmente la forma de comunicación adoptada para realizar el seguimiento habitual, pudiendo optarse por una hoja de seguimiento, agenda o procedimiento electrónico (whatsApp, correo electrónico, documentos compartidos en línea o cualquier otra de la misma naturaleza que permita facilidad y rapidez en el acceso a la información).
  • Es conveniente que la hoja de seguimiento recoja algunos aspectos: indicación de tareas para casa, indicador del progreso académico, fechas relevantes (audiciones, exámenes, pruebas, trabajos) a realizar.

Algunas directrices importantes para los centros educativos

  • Profundizar en la formación del profesorado sobre el TDAH y sobre las medidas educativas adecuadas parasu aplicación.
  • Profundizar en medidas que posibiliten la máxima coordinación del equipo educativo y que maximicen el rendimiento favorable del discente.
  • Garantizar el intercambio de información en la finalización de curso, favoreciendo la continuidad de las pautas que han producido resultados beneficiosos y produciendo una transferencia según los estándares previstos para las buenas prácticas.
  • Generar un banco de buenas prácticas en la intervención educativa del alumnado para que pueda servir de punto de partida a otros docentes.
  • Analizar los posibles recursos humanos del centro para mejorar la ratio (aplicar medidas de agrupamiento flexible, desdoblamiento o apoyo de un segundo profesor cuando las circunstancias lo reclamen y los recursos lo posibiliten).
  • Propiciar la incorporación en las programaciones didácticas de metodologías creativas que favorezcan la inclusión educativa de este alumnado.

Algunas indicaciones para el aula

1. Ubicación en el aula
  • Debe situarse en un lugar próximo al profesor, de forma que podamos seguir y controlar su trabajo en el aula.
  • Igualmente conviene que no se sitúen junto a focos de distracción (puertas, ventanas…).
  • Es importante que en la medida de lo posible el alumnado con TDAH se encuentre junto a otros alumnos/as con buena concentración para que no encuentren más focos de estimulación.
2. Metodologías a aplicar en el aula

Las líneas pedagógicas que favorecen al alumnado TDAH son igualmente aplicables (y beneficiosas) para todo el alumnado, por lo que no se presenta contradicción metodológica.

  • Priorizar en la medida de lo posible el aprendizaje de contenidos que partan de la creatividad del discente. El aprendizaje basado en proyectos, en problemas, en tareas, etc. es de gran utilidad en cuanto que atiende a la diversidad al mismo tiempo que potencia la creatividad del alumnado a partir de preguntas prácticas.
  • Alternar fases de atención con fases de acción.
  • Alternaractividades de gran interés con otras que puedan resultar más aburridas.
  • Secuenciar la clase en fases de unos 20 minutos aproxiamadamente.
  • Reforzar un aprendizaje con aspectos auditivo, visual y de movimiento.
  • Ofrecer momentos breves de descanso, estiramiento o ejercicios de respiración consciente entre las diferentes fases de la clase.
3. Estrategias para mejorar motivación
  • Reforzar con premios los comportamientos positivos.
  • Ofrecer actividades didácticas en las que pueda moverse o ayudar a tareas de organización (reparto o recogida de ejercicios por ejemplo).
  • Es fundamental estimular, recordar, vigilar la realización de tareas, creer en sus posibilidades.
4. Instrucciones

Es muy importante que el profesorado ofrezca instrucciones claras de las tareas que debe realizar, describiendo paso a paso las tareas musicales. Conviene que se den por escrito y que se expliquen verbalmente. El profesorado tendrá en cuenta las características de la asignatura que imparte para decidir las instrucciones necesarias para abordar las distintas actividades y competencias específicas.

  • Conviene fijar el tiempo necesario para la realización de las tareas.
  • Las indicaciones para el estudio personal en casa (por ejemplo para el aprendizaje del instrumento) son decisivas: precisar qué hacer, cuántos días por semana, cuánto tiempo por día.
  • Establecer los diferentes pasos del procedimiento de aprendizaje (secuencias del estudio instrumental, mecanismos concretos para la resolución técnica de los problemas interpretativos en función de los objetivos musicales establecidos ...).
5. Organización de tareas para casa
  • Explicación clara de lo que hay que hacer en el ejercicio.
  • En la medida de lo posible es preferible pocos ejercicios pero que aseguren que se alcanzan los objetivos previstos.
  • Conviene asegurarse de que lleva las indicaciones para realizar tareas. En clases colectivas puede valorarse los beneficios de ayudar al alumnado TDAH con una tutoría de iguales. En clases individuales el profesor debe asegurarse de ello.
  • El seguimiento habitual se realizará según el sistema de comunicación acordado con la familia.

Evaluación del alumnado TDAH

  • La evaluación continua del proceso de aprendizaje del alumnado TDAH refleja con mayor fidelidad el grado de asunción de las competencias.
  • Las exposiciones públicas, exámenes, pruebas esporádicas, etc. proporcionan un ambiente poco favorable para comprobar el nivel competencial, ya que aumenta el riesgo de desatención. Es conveniente que la adaptación a estas pruebas se vaya realizando gradualmente sin que provoque una ansiedad añadida.
  • Conviene plantear piezas para audiciones que permitan mantener la concentración y que no supongan un estrés añadido.
  • Tras la realización de pruebas escénicas, hay que valorar el proceso de preparación de la misma. más que el resultado logrado. Premiar el esfuerzo (aunque el resultado haya sido pobre) podrá ser un crédito para las siguientes actividades escénicas.
  • Los exámenes no deben ser muy extensos. Es preciso que nos aseguremos que ha alcanzado el grado competencial. Obtendremos una menor atención en exámenes extensos por lo que no sabremos si un mal resultado es fruto del desconocimiento o de la desatención.
  • Es aconsejable permitir en exámenes el uso de instrucciones.
  • Realizar pruebas previas similares.
  • Es importante la diferenciación visual en los textos.
  • Ofrecer más tiempo para su realización.
  • Sugerir la necesidad de revisar errores o de completar preguntas olvidadas.
  • Las conductas inapropiadas relacionadas directamente con el TDAH (desatención, impulsividad o hiperactividad) no deben reflejarse en los resultados académicos. De lo contrario, podemos perjudicar el rendimiento que está alcanzando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada