miércoles, 9 de septiembre de 2015

EL FLAMENCO


    MANUEL BERRAQUERO VERA:   ORÍGENES DEL FLAMENCO , LOS PALOS, CLASIFICACIÓN   Y EL COMPÁS.
Antes de establecer la génesis del flamenco, consideramos necesario determinar lo que el término “flamenco” implica; si bien  para ello vamos a prescindir de la vaga definición que al respecto nos ofrece la R.A.E, pues entendemos que el flamenco es  mucho más que una “manifestación socio-cultural asociada al pueblo gitano”.  El flamenco  es  la expresión  artística del sentir de diferentes pueblos y culturas fusionados y es esa mezcla, la que  hace que el flamenco sea  algo grande y único, difícil de definir.  El flamenco tiene tres pilares sobre los que se asienta: el cante,  la guitarra y el baile. La persona que canta flamenco, no es cantante, sino cantaor o cantaora, la persona que baila flamenco, no es bailarín o bailarina, sino bailaor o bailaora, el músico que toca la guitarra no es tal, sino guitarrista. Pero el flamenco va más allá de esos tres elementos que lo conforman. También son flamencas unas palmas  o unos golpes dados en la mesa o el suelo a compás,  es flamenca una guitarra en silencio, una silla de anea o una bata de cola, es flamenco un clavel , un sombrero de ala ancha o un “quejío”.  Establecido que el flamenco es sentimiento y es arte del que toca al espectador en lo más hondo, pasemos a ver cuáles son sus orígenes.
La música flamenca surgió con una voz y unas palmas, incorporándose más tarde  la guitarra y el baile. Las tres principales herramientas del flamenco, como ya hemos mencionado, son  el cante, la guitarra y el baile.  Hemos hablado también de las distintas influencias que  confluyen en la música flamenca, entre las que podemos  encontrar aportaciones hindúes, árabes, judías, griegas, etc. Los gitanos,  pueblo procedente de una región del norte de la India, asentados en el sur de España, fueron los que fusionaron las diferentes manifestaciones musicales aludidas,  obteniendo como resultado una música con una especificidad sin igual.
Los diferentes estilos con que el arte  flamenco se expresa, se denominan “palos”. Los diferentes estilos o palos del flamenco están agrupados en familias,  en función de estructuras, melodías y temáticas.  A menudo, cada pieza, llamada copla, se canta enlazando estrofas de distinto origen.  El  número de estas estrofas depende del ambiente que se quiere establecer y de la reacción del público. Es fundamentalmente en  las provincias andaluzas de Cádiz, Málaga, Granada y Sevilla donde se encuentra el origen de la mayoría de los palos; aunque podríamos hablar también de otras provincias de Andalucía y de las regiones de Extremadura y Murcia.

LOS PALOS:
Cada uno de estos estilos flamencos, se ha ido enriqueciendo, a lo largo del tiempo, con  nuevas aportaciones que  amplían su marco musical. Estos palos  suelen utilizar ciclos de doce tiempos.
Además de las provincias y sus estilos particulares, son  las personas, hombres y mujeres, tanto aficionados como profesionales, los que imprimieron su sello personal y crearon una amplia gama de estilos.

En cada uno de los estilos del flamenco podemos encontrar diferentes tipos. Entre los que  podemos mencionar, por ejemplo, el Fandango:

1. Fandango extremeño 
2. Fandango de Almonaster 
3. Fandango del Cerro 
4. Fandango de Valverde
5. Fandango de Huelva
6. Fandango de la Puebla 
7. Fandango de Calañas 
8. Fandango de San Juan del Puerto .
9. Fandango popular de Alosno 
10. Fandango valiente de Alosno 
11. Fandango de Almería 
12. Fandango de Paco Isidro (personal)
13. Fandango de Rebollo (personal)
14. Fandango de Rengel (personal)
15. Fandango de Pérez de Guzmán (personal
16. Fandango del “ Niño de Fregenal” (personal)
17. Fandango del Gloria (personal)
18. Fandango de Manuel Torre (personal)
19. Fandango de Marchena (personal)

CLASIFICACIÓN DE LOS CANTES POR FAMILIAS:

Cantes básicos o fundamentales:
-       Soleá: Caña, Polo, Bamberas, Soleá por Bulerias, Romance, Jaleos.
-       Seguiriya: Serranas, Cabales, Livianas.
-       Tango: Tientos, Farrucas, Garrotín, Colombianas, Tanguillos, Marianas.
Cantiñas ( cantes de Cádiz ):
-       Alegrías, Mirabrás, Romeras, Caracoles.
Fandangos:
-       Fandangos de Huelva, Fandangos Naturales, Fandangos personales, Rondeñas, Verdiales, Malagueñas, Granaínas.
Cantes de Levante:
-       Tarantos, Taranta, Minera, Cartagenera, Murciana, Levantina.
Cantes de Ida y Vuelta o Hispanoamericanos:
-       Guajira, Colombiana, Vidalita, Milonga, Rumba.
Cantes relacionados con el Folclore Andaluz:
-       Sevillanas, Villancicos, Petenera.
Cantes relacionados con el Folclore Asturiano:
-       Farruca, Garrotín.
Cantes sin acompañamiento:
-       Tonás, Martinetes, Deblas, Carceleras.
Cantes libres:
-       Malagueñas, Granaínas, Mineras, Cartageneras, Taranta.






EL COMPÁS DE LOS ESTILOS FLAMENCOS:

La clave rítmica de los más importantes estilos del flamenco: soleá, seguiriya, alegrías o bulerías, es  de doce tiempos:


 Se acentúan los tiempos 3, 6, 8, 10 y 12.  Para expresarlo, usamos la alternancia de un compás de seis por ocho con otro de tres por cuatro, también usamos dos compases de tres por cuatro y tres compases de dos por cuatro, teniendo en cuenta que el primer tiempo del compás de tres por cuatro es el tiempo doce, haciendo un comienzo anacrúsico.

El término compás en el flamenco tiene un significado diferente al de la música clásica.
Entendemos que un solo compás en el flamenco, es una secuencia que constituye los elementos formales de cada palo, un compás de soleá son doce tiempos.

La forma tradicional de contar este compás es:
1-2-3-4-5-6-7-8-9-10-1-2-1-2-3-etc.
La forma musical de contarlo es:
1-2-3 . 1-2-3 . 1-2 . 1-2 . 1-2 . etc.

En las trascripciones  guitarrísticas es común usar cuatro compases de tres por cuatro para escribir un compás de soleá. Pues los flamencos sabemos que los acentos recaen en el 3, 6, 8, 10 y 12 y podemos leerlo sin dificultad.

En este compás de doce, cuando queremos terminar una obra o sección, lo hacemos en el tiempo diez, dejando el once y el doce en silencio. A este final se le denomina CIERRE.

Estos tiempos, dependiendo del palo, cambian su velocidad. El compás de bulerías es una aceleración del compás de soleá, pero su compás, acentos, y armonía son similares.
El tiempo de soleá equivale a un Andante y el de bulería, por su carácter festero, es rápido.

El compás de dos por cuatro o cuatro por cuatro lo utilizamos para los palos: Tangos, Tientos, Garrotin, Rumba, Tarantos, Colombianas, Milonga.

La alternancia de tres por cuatro más seis por ocho para: Seguiriyas, Serranas, Livianas, Cabales.

El tres por cuatro tradicional para: Fandangos de Huelva, Rondeña, Verdial, Sevillanas.

La alternancia de seis por ocho y dos por cuatro para: Zapateado, Tanguillos.

El modo que hace característica la música flamenca es el modo Frigio o modo de MI.

Sus sistemas musicales son:
-       Sistema modal: Modo frigio, frigio mayorizado, jónico, mixtos.
-       Sistema tonal: mayor y menor.
Cuando el modo frigio se armoniza la mayorización de la tercera está en el acorde de tónica, es lo que llamamos modo flamenco.

Las principales secciones del flamenco son: Introducción o entrada, Falsetas, llamadas, cierres, escobillas, tercio, remate.


El flamenco ha permanecido alejado de la llamada -música culta- demasiado tiempo. Afortunadamente, hoy se estudia con las mismas herramientas clásicas de análisis, notación, etc. y empieza a obtener el reconocimiento que le corresponde.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada